Patente enfermedades por contaminación de aguas y alimentos

Lunes, 05 Septiembre 2016 22:23
La diarrea causa el deceso de cerca de medio millón de niños cada año, principalmente donde no hay agua potable, pues ésta es la principal vía de la enfermedad… la innovación de los investigadores de la UNAM podría prevenir y revertir el número de muertes.  

bacterias

La investigación sobre la detección de patógenos causantes de enfermedades diarreicas que encabeza la doctora Valeria Souza, del Instituto de Ecología de la UNAM, ha permitido avanzar en el diagnóstico para obtener resultados en un solo día. Con ello, ha sido posible detectar uno o varios elementos patógenos, como parásitos, protozoarios, amibas, giardias, shigella, salmonella o escherichia coli, entre otros.

 Para darnos una idea de lo que esto significa: la diarrea causa el deceso de cerca de medio millón de niños cada año, principalmente donde no hay agua potable, pues ésta es la principal vía de la enfermedad… la innovación de los investigadores de la UNAM podría prevenir y revertir el número de muertes.

 La herramienta diseñada por el equipo de investigación del Instituto de Ecología es fácil de usar. Además de económica, tiene una fuerte implicación en la industria de los alimentos, fuente de infección humana. 

 Respecto a la patente, ésta lleva el nombre de “microarreglo para la detección de muestras ambientales y biológicas de microorganismos enteropatógenos” y ya fue otorgada en Estados Unidos. Todo indica que en México será a más tardar en un año cuando se entregue. La doctora Souza explica el beneficio para las personas:

 “Es una serie de genes que tienen que ver con la salud y la enfermedad del agua, porque por ahí se mueven las enfermedades, no sólo las nuestras, sino de animales, plantas y ecosistemas. Necesitamos escalarlo a nivel industrial y es donde estamos atorados, el proceso que creíamos sólido es artesanal y no se puede comercializar fácilmente, así que tenemos que hacer algunos cambios”.

 La investigadora estimó que los inventos patentados benefician a la UNAM, sobre todo en trabajos como éste, que tomó veinte años en su desarrollo:

 “Como universitarios nuestra misión es trabajar para el pueblo de México y este tipo de aplicaciones de ciencia básica hacia algo  que puede ser aplicado en la salud, es parte de nuestro deber como universitarios”.

 Es importante destacar que esta investigación obtuvo el tercer lugar en el programa de Fomento al Patentamiento y la Innovación (PROFOPI) de la Universidad Nacional.

 

Lo Último Blog