Descelularización

Martes, 15 Agosto 2017 00:49
El trasplante de órganos representa una alternativa para salvar la vida o mantener un adecuado funcionamiento corporal. En México la demanda  anual es de 12 mil riñones, 58 corazones, más de 7 mil córneas, 404 hígados y 3 pulmones.

Biomateriales para tranplantesSin  embargo, en nuestro país no se ha desarrollado una cultura de la donación, por lo que la ciencia médica ha permanecido en la búsqueda de alternativas que cubran estas necesidades.

Ante este escenario el Instituto de Investigaciones en Materiales de la UNAM, desarrollaron andamios celulares, soportes físicos elaborados con biomateriales de tercera generación biocompatibles, biodegradables y bioactivos.

Es María Cristina Piña Barba, encargada  del Laboratorio de Biomateriales:

“La idea es hacer biomateriales que pueden introducirse en el cuerpo humano sin que lo afecten en nada, ya están pensados para ayudar a regenerar el tejido, son porosos, los poros tienen que estar interconectados entre ellos, porque ahí podemos meter células, vasos sanguíneos, arterias, venas, y sistema linfático y entonces va a ver todas las formas en que las células puedan procrearse y empiece a regenerar su tejido, esos son los andamios celulares”.

Entonces se aplica el proceso de descelularización de órganos y tejidos, para extraer las células o lo que pudiera provocar el rechazo del organismo.

“No provoca ningún rechazo, nosotros lo que hacemos es quitarle el órgano, quitarle todas las células, todo lo que puede reaccionar con nuestro organismo para que no haya ese rechazo; lo que queda son un  riñón, un hígado, y un corazón totalmente transparentes, ¿qué es eso? La colágeno, entonces si viene una persona enferma yo le saco una biopsia, cultivo sus células, y entonces se recelularizan los andamios y ya se lo puedo implantar”.

De esta forma, los órganos donados de alguna persona fallecida en un accidente, se pueden limpiar y recelularizar. También se pueden sembrar células troncales de un enfermo, para ser implantados sin problemas de rechazo.

La especialista señala, que este proceso es una alternativa para tratar trastornos traqueales causados por malacias, cáncer, estenosis y traumas.

Para Radio Unam, Virginia Sánchez

Lo Último Blog