Guacamaya Verde

Lunes, 11 Septiembre 2017 23:50
La UNAM a través de la Facultad de Estudios Superiores de Iztacala, elaboró el primer mapa genético de la guacamaya verde en México.

Img papagayoEsta especie se encuentra en peligro de extinción debido al tráfico ilegal; ya que algunos consideran que es una  mascota divertida, porque tiene la capacidad de imitar la voz humana. Además de que puede llegar a vivir  muchos años en lugares cerrados, como jaulas o zoológicos.

La doctora María del Coro Arizmendi, del Instituto de Ecología de la FES Iztacala, quien participó en la elaboración del documento, dijo a Radio UNAM que se localizaron dos grandes grupos de la especie en peligro. Ubicadas en Nayarit y en la zona de la Sierra Gorda en el estado de Hidalgo.

“La guacamaya verde es una especie que está amenazada y que tiene poblaciones aisladas en el país, que se han ido quedando aún más aisladas. Principalmente por el uso que se hace de ellas, porque las colectan para vender, el tráfico es completamente ilegal en todo el mundo.”

Las muestras obtenidas de la guacamaya verde mexicana se tomaron de las plumas de un número importante de individuos.

Se logró identificar similitudes entre ambas comunidades, sin embargo, no se pretende unirlas ante el peligro que representa que genéticamente no sean compatibles y se afecte aún más a esta especie que vive en libertad.

La destrucción de su hábitat; el mercado negro y la poca cultura ecológica de quienes comercian con esta especie, son las causas que han provocado su extinción en algunos lugares donde había presencia de guacamaya verde.

Por ello, la UNAM realizó este mapa genético y trabaja con las comunidades y pobladores donde vive el ave, para conservarla y que paulatinamente se consiga retirarla de la lista de especies en extinción.

Habla la doctora del Coro Arizmendi:

“Mi grupo de trabajo lleva ya muchos años en la población que está en Tehuacán y Huicatlán, ahí hemos trabajado muy de cerca con los pobladores; quienes hicieron un sendero interpretativo para promover la observación de éstas guacamayas. Los pobladores hicieron cabañas y hacen algunas visitas ecoturísticas en las zonas, con lo que también están obteniendo ingresos, que es importante para evitar que las saquen para aliviar su situación económica. Estuvimos trabajando con ellos para que se conviertan en los guías de estos tours que se están dando ya. Es una población que está en una zona muy árida pero también muy protegida.”

Para Radio UNAM, Jorge Díaz González.

Lo Último Blog